y tu… ¿Trabajas en un Hospital Magnético?

Hace semanas que me estoy volviendo a encontrar con artículos y opiniones acerca de los “hospitales magnéticos”. Para aquellos cuya imaginación les lleve lejos y estén dibujando en su mente algún hospital en forma de imán les diré que este debate no es nuevo, lleva hablándose de él desde… creo que el 2010/2012, pero que en la actualidad y debido a los recortes sanitarios y sociales ha vuelto a emerger.
images (2)

Para entender un poco de qué estamos hablando comentaré que el concepto tuvo su origen en EEUU  cuando se detectaron hospitales con una gran escasez de enfermeras que podía alcanzar el 14%, y otros donde esto no ocurría. Las autoridades pertenecientes a los Departamentos de Salud investigaron la razón por la cual unos hospitales tenían escasez de personal y otros sin embargo no. De este modo se acuñó el término de “Hospital magnético” a aquellos hospitales que  eran demandados por los profesionales de enfermería para trabajar. La literatura científica nos describe los indicadores o características que se encontraban en ellos y, entre otros factores se mencionan:

–  Satisfacción personal y profesional

–   El rol del enfermero/a en la calidad de atención al paciente

–  La descentralización de la toma de decisiones

–  El liderazgo clínico

–  La ratio  enfermera-paciente

–  La relación médic@-enfermer@

–  La autonomía y responsabilidad en el cuidado del paciente

–  La flexibilidad de los horarios de trabajo

No sé si quiero abrir un debate acerca de los hospitales magnéticos. Ahora mismo y dada la situación muchas enfermer@s estarán pensando que lo que quieren es trabajar en un hospital (magnético o para imantar) pero también creo que es ahora mismo y dada la situación económico-social, cuando no debemos perder de vista el objetivo de la excelencia en los cuidados enfermeros y tenemos que reconocer que ya que pasamos más de 1/3 de nuestra vida trabajando mejor en un entorno favorable.

Pero ¿como podemos detectar un hospital magnético? Muy sencillo responde a la pregunta ¿Qué hace tu hospital por ti? Y si consigues responder de forma satisfactoria ¡¡¡Tienes la suerte de trabajar en un Hospital Magnético!! O, ¿tal vez en una unidad hospitalaria o departamento magnético? Que cada uno se responda.

Personalmente mi entorno laboral no es todo lo magnético que me gustaría pero reconozco en él “personas magnéticas”. Profesionales que a pesar de obtener a cambio pocas recompensas están comprometidos con la excelencia en los cuidados, la investigación, la difusión del conocimiento o simplemente, con dar mayor calidad en los cuidados que ofrecen día a día a pesar de las circunstancias.

Soy consciente que la enfermería ha avanzado mucho pero estamos en una situación de estancamiento y de peligro de retroceso al amparo de la crisis sin olvidar que lo que realmente peligra son los CUIDADOS DE CALIDAD así que reflexionemos. Entre ¿qué hace tu hospital por ti? Y ¿qué haces tú por tu hospital? debemos tender un puente para alcanzar entornos magnéticos que ayuden a alcanzar un mayor estado de salud de la población que atendemos.

¿Qué te parece? ¿apuestas por la excelencia en el cuidado para poder llegar a decir “Yo trabajo en un Hospital Magnético”?

 

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *