Pesas y Síndrome Metabólico

He encontrado en una página web que habla de los beneficios del deporte, que la realización de ejercicios con pesas puede disminuir el síndrome metabólico. Hace referencia a un estudio que se realizó en EEUU (DEA Fitness Journal, Feb 2013) con una muestra de más de 5500 adultos mayores de 20 años y durante un período de tiempo de 5 años,  donde se encontró que la tasa de síndrome metabólico era menor (aproximadamente de un 14%) entre aquellos que levantaban pesas  que entre los que no. Las conclusiones del estudio sugieren que el entrenamiento de la fuerza puede ser importante para la reducción y riesgo del Síndr Metabólico y debería recomendarse e incluirse en la rutina de entrenamientos entre los adultos.

shutterstock_109958297

No he tenido acceso al estudio entero y por tanto no puedo hacer una crítica de él ni a favor ni en contra. No conocemos por ejemplo, si la población escogida era sólo aquellos que realizaban alguna actividad o incluía también a los que no practicaban hacer deporte. Y las conclusiones serían diferentes en uno u otro caso.

En cualquier caso y sin entrar en debatir la evidencia científica del estudio, me parece interesante hacer una reflexión acerca de este tema. Por recordar un poco, el síndrome no es una enfermedad en sí misma sino un conjunto de patologías caracterizadas por “desórdenes metabólicos” como hipertensión arterial, hiperglucemias, hipertrigliceridemia y obesidad; o sea, factores de riesgo cardiovascular para los cuales la mayor parte de las recomendaciones sanitarias para prevenirlos es dieta equilibrada y EJERCICIO.

En principio, el ejercicio a aconsejar es cualquier actividad aeróbica: pasear, correr, bicicleta, nadar, pasar la aspiradora :-),  etc. donde el organismo obtiene energía a partir de quemar HC y grasas con necesidad de oxígeno. Frente a éste encontramos el ejercicio anaeróbico, donde el organismo no consumiría oxígeno para la obtención de la energía puesto que ésta es a través de fuentes inmediatas como el ATP muscular o la fosfocreatina. Este tipo de ejercicios son buenos para el trabajo y fortalecimiento del sistema musculoesquelético (tonificación) pero no se recomiendan por ejemplo a los pacientes diabéticos que se les aconseja que realicen mejor ejercicio aeróbico.

Si podemos extraer una conclusión diríamos que  deberíamos aconsejar la combinación de ambos tipos de ejercicio con una proporción de 2/1. 2 días de aeróbico por 1 de anaeróbico para lograr el mayor beneficio para nuestro estado de salud. Siempre supervisado por personal experto en el tema y que conozca nuestras características personales (si somos diabéticos, si queremos perder peso, si queremos aumentar masa muscular, etc)

Yo, últimamente tengo olvidado el ejercicio anaeróbico y haciendo caso de las recomendaciones voy a ver si lo introduzco en mi vida cotidiana. Aunque tal y como voy sólo se me ocurre que voy a tener que hacerlo con los botes de tomate cuando los guardo al volver de la compra.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *