Embarcarse en cambios profundos

Acabo de leer un post acerca de los límites y las oportunidades y la verdad, ha llegado como “como agua de mayo” para el momento particular en el que me encuentro. Necesitaba un poco de energía y viene bien inyectada en palabras de alguien ajeno a tu vida pero que parece saber cuáles son tus pensamientos.

Pensando en dónde me encuentro y a dónde voy, podría decir que mi nuevo año va a empezar en octubre. Parece que ha llegado el momento de empezar un nuevo proyecto, de atreverme con la idea de cambiar. Y aunque sigo vinculada a mi profesión, la enfermería, cambio de trabajo, de entorno, de actividad. Y es duro, porque después de 20 años en la misma ciudad (o en la misma área) en una estupendísima “área de confort” siendo básicamente enfermera asistencial voy a dar un salto de vértigo y CAMBIAR.

Voy a iniciar un nuevo camino. Es el momento de sacar del cajón la motivación, la ilusión y las ganas de atreverse a realizar nuevos proyectos y a poner en marcha ideas que suponen retos y desafíos.

no-he-llegado-todavia

Dice Robin Sharma (escritor reconocido a nivel mundial  por ofrecer técnicas y estrategias para salir de situaciones difíciles y que ha publicado “El líder que no tenía cargo”) que cuando ejecutamos un proyecto, una idea propia segregamos dopamina; pues bien… mi cerebro en este momento debe estar segregando tal cantidad que voy a poder repartirla entre mis allegados y es que embarcarse en cambios profundos da también mucho vértigo… y dopamina !!!

En fin, ahora toca prepararme, planificar, trabajar, ilusionarme (que ya lo estoy) e ilusionar, y todo ello con la suerte de contar con la ayuda de las personas que me quieren y me aprecian y con la esperanza de encontrarme muchas más, aun desconocidas con las que será posible llevar a buen fin este proyecto. Y si al final no resulta, pues echaremos la mirada atrás, evaluaremos y rectificaremos, que de los fallos y errores siempre se aprende.

La vida me brinda una oportunidad y la voy a aprovechar que, como dijo Séneca, No es que nos acobardemos porque las cosas sean difíciles, es que las cosas son difíciles porque nos acobardamos.

Así que me marcho, mi nuevo rol estará ubicado en el Hospital de La Fe y  enfocado a la Investigación, coordinando grupos de enfermeras que estén interesadas en desarrollar, además de su función asistencial, su función investigadora. Un reto ilusionante que afronto con muchas ganas y dispuesta a dejarme la piel porque creo que es así como se deben hacer las cosas.

Os dejo un enlace a un mensaje que también “inyecta” mucha energía y aunque se trata de un anuncio de una conocida marca no deja de ser bestial.

 

Esther Vidal Marti

Anim Nuria, estigues al lloc que estigues seras una gran profesional i gran persona,et desitge molta sort amb esta nova aventura. Besets